Gualeguaychú | Entre Ríos | Argentina
22 de mayo de 2019

Hay que resistir cuando nos quieren apartar del camino

09/03/19 |

Por monseñor Jorge Eduardo Lozano (*)

EL ARGENTINO

El miércoles pasado hemos comenzado la Cuaresma con un rito muy particular que se realiza solamente una vez al año: la bendición e imposición de las Cenizas. Tendremos 40 días hasta el domingo de Ramos, para celebrar la Semana más importante de la fe, y por eso la llamamos “Santa”.

Cada domingo la Palabra de Dios nos va preparando el corazón para mirar nuestra vida y llamarnos a la conversión. Hoy leemos en el Evangelio de San Lucas (4, 1-13) el relato de las tentaciones de Jesús en el desierto. Jesús venía del río Jordán lleno del Espíritu Santo, después de haber sido bautizado. Él tenía una misión encomendada por el Padre, y la tentación es apartarse de ese camino. Después de ayunar 40 días se le aparece el demonio con propuestas engañosas. Este relato no sólo nos habla de Jesús. También nosotros, bautizados y con el Espíritu Santo, somos tentados para desviar el camino.

Podés preguntarte: ¿Cuál es tu misión y vocación? ¿Qué es lo que “te tira” para apartarte del camino? ¿Cuáles son las tentaciones que tenés que enfrentar cotidianamente? Contemplando a Jesús podemos aprender el modo no sólo de resistir, sino también de vencer. A cada propuesta Él responde con la Palabra de Dios, para manifestar con claridad el origen de la vocación y misión.

La victoria de Jesús es también nuestra. Él no cedió al facilismo, el poder, la fama. Apoyate en la Palabra de Dios.

Lamentablemente vemos cuántos están dispuestos a cualquier cosa con tal de alcanzar poder y gloria. Mientras la pasen bien no les interesa la vida de los demás. Muchos son los que caen en la idolatría del dinero manchado con sangre en las mafias de la droga, la trata de personas, el tráfico de armas.

Recemos cada día con humildad, “no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal”. La Cuaresma es un tiempo de acompañar a Jesús dejando que Él nos acompañe.

Cada año el Papa escribe un mensaje que nos ayuda a meditar en alguna dimensión particular de la Cuaresma. Este año nos convoca a ver los vínculos que tiene nuestra fe con el cuidado de la casa común, de la creación como un proyecto del amor de Dios. Nos habla de la Pascua diciendo que “este misterio de salvación, que ya obra en nosotros durante la vida terrena, es un proceso dinámico que incluye también a la historia y a toda la creación. San Pablo llega a decir: «La creación, expectante, está aguardando la manifestación de los hijos de Dios» (Rm 8,19)”.

La humanidad es parte del universo creado. Sin duda la más excelente obra creadora, pero no separada del resto. La Biblia muchas veces nos habla de la redención como “cielo nuevo y tierra nueva” (Ap 21, 1).

Francisco nos recuerda las tres prácticas habituales de la Cuaresma bajo esta luz. “Ayunar, o sea aprender a cambiar nuestra actitud con los demás y con las criaturas: de la tentación de 'devorarlo' todo, para saciar nuestra avidez, a la capacidad de sufrir por amor, que puede colmar el vacío de nuestro corazón. Orar para saber renunciar a la idolatría y a la autosuficiencia de nuestro yo, y declararnos necesitados del Señor y de su misericordia. Dar limosna para salir de la necedad de vivir y acumularlo todo para nosotros mismos, creyendo que así nos aseguramos un futuro que no nos pertenece. Y volver a encontrar así la alegría del proyecto que Dios ha puesto en la creación y en nuestro corazón, es decir amarle, amar a nuestros hermanos y al mundo entero, y encontrar en este amor la verdadera felicidad” (Francisco, Mensaje para la Cuaresma 2019).

Te propongo que el ayuno y otras privaciones puedan ayudar a nuestros hermanos. Podés buscar una cajita que ande olvidada en algún lugar de tu casa, y transformarla en una especie de alcancía. Cada vez que te prives de algo superficial -y si es algo importante, mejor- colocá allí el dinero ahorrado. Al final de la Cuaresma será como tu tesoro a compartir con los pobres. Así, no solo te servirá a vos para moderar tus pasiones, sino también a los pobres para calmar su hambre.

Por eso concluye el Mensaje: “Queridos hermanos y hermanas, la 'Cuaresma' del Hijo de Dios fue un entrar en el desierto de la creación para hacer que volviese a ser aquel jardín de la comunión con Dios que era antes del pecado original (cf. Mc 1,12-13; Is 51,3). Que nuestra Cuaresma suponga recorrer ese mismo camino, para llevar también la esperanza de Cristo a la creación, que 'será liberada de la esclavitud de la corrupción para entrar en la gloriosa libertad de los hijos de Dios' (Rm 8,21)”.

El 13 de marzo se cumplen 6 años de la elección del cardenal Jorge Mario Bergoglio como Papa. Demos gracias a Dios y recemos por él.

(*) Monseñor Jorge Eduardo Lozano es arzobispo de San Juan de Cuyo y miembro de la Comisión Episcopal de Pastoral Social.

La noticia se ha enviado exitosamente
 
 
 
 
 
 


DIARIO EL ARGENTINO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.

El mensaje enviado por el Usuario del Servicio y su contenido es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó.

Este diario no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los Servicios por el Usuario.

NO está permitido:
1. utilizar lenguaje vulgar /obsceno, discriminatorio y/u ofensivo o Está prohibido todo tipo de ataque personal contra Usuarios de los Servicios y/u otros terceros, mediante acoso, amenazas, insultos.
2. No está permitido avergonzar o hacer cualquier otra cosa no deseada a otro/s Usuario/s de los Servicios ni a otros terceros. No se permite todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.
3. Está prohibido publicar mensajes agraviantes, difamatorios, calumniosos, injuriosos, falsos, discriminatorios, pornográficos, de contenido violento, insultantes, amenazantes, instigantes a conductas de contenido ilícito.
4. Está prohibido publicar mensajes que puedan afectar la sensibilidad del resto de los usuarios y/o de cualquier tercero.
5. Está prohibido citar material que constituya propiedad intelectual de terceros, sin mencionar su fuente o autor.
6. Está prohibido afirmar hechos de otros usuarios o terceros sin tener prueba concreta.-

Finalmente, los usuarios aceptan expresamente la remoción de cualquier comentario publicado en el sitio, que viole el presente reglamento, todo ello no podrá ser considerado como un acto de censura."